News

En estas últimas semanas hemos tenido que cambiar nuestros hábitos y quedarnos en casa. Nos ha tocado reinventarnos y eso afecta también a los más pequeños de la casa. Sabemos que muchos teméis que vuestros hijos pierdan adquisiciones y tenéis la necesidad de saber cómo ayudar en sus necesidades posturales y motrices. Por eso, el equipo de Fisioterapeutas de Aspace Jaén queremos poner nuestro granito de arena en esta situación.

INACTIVIDAD, SEDENTARISMO Y DESARROLLO DEL NIÑO

La inactividad y el sedentarismo pueden perjudicar la evolución del sistema muscular durante la edad infantil; y por tanto tener consecuencias en el desarrollo y adquisición de habilidades motrices básicas. Esta falta de actividad puede generar una pérdida de fuerza, masa y fatiga muscular, que va a influir también en el sistema óseo; alterándose así todo el sistema musculoesquelético del niño.

Tenemos que promocionar la actividad física siempre, pero sobre todo en edades infantiles. El movimiento es muy importante para evitar la inactividad y para favorecer el buen desarrollo. Pero ¿qué pasa cuando no podemos llevarlos a espacios libres donde puedan explorar y moverse con total libertad? Pues que nos toca echar mano de imaginación, hacerlo en casa. Igual que con el teletrabajo, tenemos que adaptarnos a las condiciones actuales.

ACTIVIDAD FÍSICA DIVERTIDA EN CASA

Debemos tener en cuenta que los niños adquieren las actividades motoras a través de las actividades de la vida diaria como: bañarse, vestirse, jugar, alimentarse, explorar el medio que les rodea… Por tanto, cuanto más participen los niños en estas actividades, más evolucionará su desarrollo motor. Y aquí juega un papel muy importante la familia, lo que llamamos Atención profesional centrada en la familia: trabajar con y para la familia es indispensable para el desarrollo e independencia del niño, orientando nuestra atención a su vida cotidiana. Justamente ahora es un buen momento para poner todo esto en práctica.

Es muy importante que los juegos y actividades que realicemos con nuestros hijos los motiven, para que su participación en los mismos sea lo más activa posible. También es aconsejable que conservemos al máximo las rutinas establecidas antes del confinamiento: si todas las tardes llevábamos al niño al parque a jugar, seguiremos haciendo lo mismo; sólo que tendremos que adaptar el entorno. Además, en la medida de lo posible, intentaremos disminuir el uso de aparatos electrónicos que fomentan el sedentarismo.

Proponemos algunas actividades que pueden ser modificables, ya que cada casa, familia y niño tienen características diferentes y, como dijimos, hay que adaptarse al entorno y al interés del niño. Recomendamos encontrar el momento más óptimo del día y convertirlo en una rutina flexible; que ellos sepan que toca moverse y JUGAR! Aquí van:

IMITACIÓN DE ANIMALES: Imitar el movimiento de cangrejo, flamenco, perro, gato enfadado, elefante, rana, serpiente, gorila, pingüino. Podemos hacerlo en el suelo descalzos para aumentar la propiocepción, o en la cama como una superficie inestable

PESCAR OBJETOS: Tumbado boca abajo en la cama con el tronco fuera de esta, pescar objetos del suelo y meterlos en una caja para trabajar la musculatura de espalda y miembro superior. Podemos cogerlos con la mano si la altura de la cama lo permite. Podemos hacer manualmente peces y una caña y poner clips o imanes; será divertido para el niño fabricar su juego y después jugar con los peces que él ha coloreado.

  • ESPEJO: El niño imita diferentes movimientos enfrente de un familiar como si se mirara a un espejo, trabajando así la orientación espacial.

MOMIA: Sentado en el borde de la cama con las piernas colgando, se las sujetamos y le pedimos que suba el tronco con los brazos cruzados como si fuera una momia y nos asuste. Lo repetiremos varias veces y en cada una tendrá que asustarnos de una forma diferente, para trabajar la musculatura abdominal.

SACOS PESADOS DE TELA: Podemos hacer sacos con telas y rellenarlos de legumbres de diferentes pesos. Que ellos participen en la fabricación. Podremos usarlos para jugar a muchas cosas:

CONSTRUCCIÓN DE TORRES

Apilarlos haciendo torres y después Nos sirve como trabajo de fuerza y aprendizaje de la relación causa-efecto con imput visual.

CAMARERO

Llevarlos en una bandeja de un sitio a otro para trabajar la coordinación ojo-mano. Podemos pedirle comida de un color y que nos traiga el saco de ese mismo color (quiero un tomate – saco rojo, lechuga – saco verde… ).

CANASTA

Tirar los sacos a una canasta (podemos improvisar haciendo encima del sofá un círculo con toallas) para trabajar la musculatura de miembros superiores.

BÚSQUEDA DEL TESORO

Esconderlos por toda la casa y pedirle que vaya buscando uno a uno los colores que le pedimos para guardarlos en el cofre (caja que podemos hacer manualmente).

CIRCUITOS DE COORDINACIÓN

Crear la historia que queramos para que el niño vaya de un punto a otro de la casa, ya sea trasladando objetos, con tiempo o con cualquier objetivo que se nos ocurra siempre que despierte su interés. Durante el trayecto tendrá que trepar (subir al sillón, escalar una torre de cojines…), reptar (pasar por debajo de mesa, sillas…), gatear, saltar, mantener el equilibrio (atravesar una zona de cojines, pasar de una silla a otra, andar por el sofá…), subir y bajar de una silla… ¡Imaginación al poder! Manteniendo siempre la seguridad del niño es una actividad muy divertida para ellos, y que cada día podemos hacer de forma diferente.

EQUILIBRIO EN CASA CON MANUALIDADES

Son muy sencillos de Podemos usar cartulinas de colores o colorear folios, y lana o cinta aislante de colores.

  • LABERINTOS: Andando con los pies juntos, uno delante de otro. Recorrer el color o figura que le digamos.
  • PISAR FIGURAS: Decirle una figura y color y tiene que pisarla. Puede hacerlo con pies juntos, saltando de una a otra, a pata coja…
  • MANOS-PIES LOCOS: Hacer el recorrido lineal colocando las manos o los pies en la posición del dibujo.

JUEGO DE LA OCA: Un clásico de siempre, pero en el que cambiamos la inactividad de silla y mesa por la actividad física. Solo necesitamos un dado, imprimir el juego en papel y ¡a divertirnos moviéndonos!

BAILES EN FAMILIA: Podemos usar cualquier vídeo musical para pasar un rato en familia bailando a la vez que hacemos ejercicio en casa de forma divertida.

JUEGOS DE SIEMPRE: Podemos recurrir a los juegos de toda la vida como el pilla-pilla (si tenemos una casa que nos lo permita), la gallinita ciega (orientación táctil y auditiva) o 1-2-3-Pollito inglés (manteniendo diferentes posturas en estático).

Equipo de Fisioterapeutas de Aspace Jaén:

Cristina Arias, Sandra Cabrera, Mª Carmen Miras, María Relaño.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad
A %d blogueros les gusta esto: