Aspace Jaén conoce el anteproyecto de la nueva Ley Andaluza de Voluntariado

Este jueves Aspace Jaén a través de la presencia de dos de sus directivas, Begoña Gámez y Teresa Rodríguez, han estado en la presentación del anteproyecto de la nueva Ley Andaluza de Voluntariado que la Junta de Andalucía ha presentado a todos los colectivos sociales.

La directora general de Participación Ciudadana y Voluntariado de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, Rosario Torres, acompañada de la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, y la coordinadora provincial de Voluntariado, Ana Delia Estrada, han sido las encargadas de presentar el anteproyecto donde han incidido en que Jaén cuenta con cerca de 227 entidades de voluntariado y algo menos de 29.000 personas vinculadas a estos colectivos.

La directora general ha manifestado que “con esta ley pretendemos fomentar el voluntariado, que las personas se acerquen a la acción voluntaria sabiendo que está regulada, que su acto de solidaridad se puede convertir en un acto que está valorado socialmente y que se puede acreditar, lo que es importante sobre todo para las personas jóvenes”. Esta nueva legislación prevé una serie de medidas para fomentar el contacto con iniciativas solidarias de los menores, tanto en la escuela como en contextos de aprendizaje más informales, como los espacios de participación juvenil, “dado que estas experiencias a edad temprana son fundamentales para mantener una actividad voluntaria a lo largo de toda la vida”, ha indicado Torres.

Por su parte, Teresa Vega ha destacado durante la presentación que esta futura ley “impedirá que la acción voluntaria organizada sea causa justificativa de la extinción de contratos de trabajo por cuenta ajena, tanto en el sector público como en el privado y que recoge la previsión de establecer, a través de la negociación colectiva, mecanismos de flexibilización de la jornada laboral que permitan a los empleados por cuenta ajena participar en actividades de voluntariado”. Asimismo, las actividades solidarias tampoco podrán sustituir a las administraciones públicas en aquellas funciones o servicios públicos a cuyas prestaciones estén obligadas. La nueva normativa incorpora también disposiciones dirigidas a favorecer el acceso de las personas con discapacidad, personas mayores y en situación de dependencia.

Entre las nuevas modalidades que serán reguladas por primera vez por la nueva normativa, se encuentran los cauces para reforzar los vínculos entre las iniciativas emergentes ciudadanas, como plataformas cívicas o movimientos vecinales, y el movimiento voluntario más organizado. “Se reconoce así la importancia que estas actividades presentan como vías de acceso al ámbito de la acción solidaria”, ha añadido Vega. Tratamiento similar reciben en este anteproyecto las modalidades telemáticas de participación, de tal modo que el voluntariado digital se reconoce en idénticas condiciones que el resto de actividades de carácter presencial. Este texto legislativo considera el rol de internet en una doble vertiente, tanto como herramienta para acciones de “cibervoluntariado” y como espacio de colaboración para las entidades.

Esta futura ley reconocerá modalidades en auge pero no reguladas en la vigente, como son las que se llevan a cabo en los ámbitos universitario y empresarial, las que se centran en actividades temporales o las que se promueven en entornos virtuales que no requieren la presencia física de los participantes en estas entidades. De hecho, este anteproyecto abarca todo el abanico de la actividad solidaria, desde la más centrada en lo asistencial hasta la que desarrolla propuestas más transformadoras de incidencia económica, política o cultural.