José I. Hidalgo: “Los logopedas intervenimos en todas las etapas de la vida”

José Ignacio Hidalgo es uno de los dos logopedas que cuenta Aspace Jaén y entró a formar parte de nuestra plantilla en mayo de 2012.

Su trabajo es quizá el más desconocido pero a la vez el que más interés despierta, es por ello que desde la página web de Aspace Jaén hemos querido que conozcáis a través de José Ignacio todo lo relacionado con la logopedia.

:. ¿Qué hace un logopeda?

Resulta difícil definir el trabajo del/de la logopeda en unas líneas. Según el Consejo General de Colegios de Logopedas (CGCL), “el logopeda es el profesional de la salud que se dedica a la prevención, detección, promoción, educación, administración, evaluación, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación, habilitación, pronóstico, orientación, asesoramiento docencia e investigación de las áreas de la comunicación humana y sus alteraciones. Así como de las funciones orofaciales no verbales: deglución, masticación, respiración, succión…” Pero a un servidor le gusta más una definición que realizó la Dra. Mara Belhau “…Logopedia es OÍR una lágrima, ARTICULAR una emoción, VOCALIZAR un deseo, LEER el alma, ESCRIBIR una sonrisa .En fin, ayudar a EXPRESAR lo que el hombre tiene de humano…”; o según Marc Monfort “La función del logopeda es desbloquear procesos y orientar a las familias para que sean eficaces en su comunicación diaria”.

:.  Existe la impresión de que los logopedas tratan solo al público infantil. Pero cualquier persona puede necesitar uno. ¿No?

Efectivamente en la población se tiene esa impresión, pero el campo de actuación de los logopedas abarca desde la atención temprana hasta la tercera edad. Intervenimos en todas las etapas de la vida en las que se presenten alteraciones de la comunicación, lenguaje, habla, voz, audición y funciones orofaciales sensitivo-motoras no verbales.

:. ¿Se puede ayudar a gente con algún tipo de parálisis o ictus a que recupere el habla y pueda llegar a comunicarse?

Por supuesto, si se ve afectada la comunicación, lenguaje o la alimentación de la persona que sufre un ACV (accidente cerebrovascular), un TCE (traumatismo cráneo encefálico), parálisis facial, daño cerebral adquirido (DCA)…, será imprescindible la intervención logopédica. El pronóstico dependerá de cada caso, teniendo en cuenta el alcance de la lesión, el inicio de la intervención, la edad…

:. En el caso de los pequeños ¿Qué signos hacen sospechar a los padres que su hijo/a no evoluciona bien en la comunicación, lenguaje o alimentación?

Depende en gran medida de la patología o trastorno en sí. Debo puntualizar que antes de la aparición del código (lenguaje) o acto motor del lenguaje (habla), nos debemos fijar en el desarrollo de la comunicación y los elementos prelingüísticos (señalado, mirada social, balbuceo…); pues la alteración de los mismos nos pueden estar indicando que algo “no marcha bien”. Otras veces vienen ya derivados de algún servicio médico con la patología descrita en sí misma (dificultades en la alimentación, problemas auditivos, malformaciones orofaciales…).

:. ¿Cuando se desatan las señales de alarma?

Las señales de alarma como he puntualizado anteriormente suelen aparecer desde el nacimiento siendo más significativas a lo largo del desarrollo. Paso a describir brevemente algunas situaciones en las que se debería acudir al servicio de logopedia:

• No se intenta comunicar de alguna forma (señalando para pedir o compartir, mirando, realizando gestos con las manos…). No comienza a hablar o habla muy poco.
• No diferencia ruido de sonidos.
• Si se mantiene aislado, parece que no escucha.
• No evoluciona, en el lenguaje, como los niños de su edad.
• No se le comprende cuando habla. Comete errores de sustitución, omisión… en su habla, haciéndola ininteligible.
• Si se detecta que no comprende enunciados básicos que se le proporcionan y a los que debe responder de forma verbal, gestual o realizando una acción.
• Si su vocabulario es reducido.
• Repite de forma compulsiva una sílaba o varias durante una conversación.
• Tiene problemas al leer o escribir. Presenta dificultades en la comprensión de textos y enunciados.
• Pierde la voz por completo o pérdidas parciales. Si presenta cambios drásticos en la voz. Si su voz no cambia en la adolescencia.
• Cuando lo deriva el odontólogo (tratamientos ortodóncicos).
• Si ha perdido la facultad del lenguaje (comprensivo y/o expresivo) una vez que lo había adquirido.
• Si respira con la boca abierta. Si su voz es muy nasal.
• Si al comer mastica con dificultad o de forma inadecuada, saca la lengua al tragar, se atraganta con frecuencia, rechaza ciertas texturas de los alimentos o si no es capaz de succionar o soplar. Si se le escapa la saliva o produce excesiva salivación (sialorrea).
• Si está diagnosticado de nódulos, pólipos, edema de Reinke…
• Si tiene una enfermedad congénita (malformaciones craneoencefálicas, alteraciones en los órganos articulatorios, hipoacusias,…), trastorno del neurodesarrollo (TEL, TEA…); o patología neurológica (daño cerebral adquirido por traumatismo, Parálisis Cerebral, Parkinson…)

:. El problema de no pronunciar la letra “R” ¿Es el más conocido?

El problema de no pronunciar la “rr” o rotacismo puede ser debido a un un retardo evolutivo en la adquisición de ese fonema (sonido), puede ser un problema aislado (dislalia), formar parte de un trastorno fonológico del habla, ser un síntoma de otra patología (auditiva, orofacial,…), etc. Esta alteración del punto y/o modo de articulación del fonema vibrante múltiple (rr) es común en la población con alteraciones neurológicas, del neurodesarrollo y neurotípica dada la complejidad articulatoria del mismo.

:. Cuando una familia decide llevar a su hijo/a a Aspace Jaén ¿Qué relación mantienes con ellos? ¿Les das una serie de pautas para seguir también en casa?

Normalmente la intervención logopédica va dirigida al usuario/a, su familia y su entorno natural. La relación del profesional de la logopedia con la familia debe ser fluida, y basada en transmitirles pautas para llevar a cabo en sus contextos cotidianos, la evolución de sus hijos o hijas… Es muy importante esta relación ya que el tratamiento directo no supone en muchos casos más de 45 minutos a la semana y esta relación terapeuta-familia es una oportunidad de generalizar los aprendizajes a su entorno natural. Además, la familia es partícipe en todo momento de la evolución de sus hijos o hijas y de cómo poder ayudarles, apoyarles, comprenderles y facilitarles en cada momento, como he apuntado anteriormente, a través de pautas y consejos.

:. ¿Todas las personas evolucionan igual?

Ninguna persona usuaria del área de Logopedia evoluciona siguiendo un patrón, dicho coloquialmente: “cada persona es única e irrepetible”. Esta evolución depende de múltiples factores: el alcance de la lesión o lesiones, la naturaleza del trastorno, el contexto socioafectivo, una adecuada intervención temprana… Nuestra misión y objetivo final es “Trabajar globalmente por la calidad de vida de las personas”.

:. .Creemos en general que la logopedia hace un trabajo a nivel de habla, pero va más allá, ¿en qué otras áreas puede ayudar?

En esta pregunta voy a ser breve, ya que ha sido respondida a lo largo de la entrevista en sí. La logopedia interviene sobre todas las áreas de la comunicación humana y sobre las estructuras y/o funciones que están relacionadas con la misma: lenguaje (comprensivo y/o expresivo), habla, voz, deglución, masticación, audición…