La llegada de un bebé, recibir una nueva vida, es un proyecto ilusionante y maravilloso.

Ser padres es cumplir un sueño, para el que nos preparamos desde mucho antes de los 9 meses del embarazo. Nos documentamos, leemos, preguntamos, aprendemos sobre todo lo necesario para el cuidado del bebé.

En ocasiones, la llegada de nuestro bebé se adelanta. ¡Vaya! Para eso no estábamos preparados, ¡eso no estaba en el plan establecido!…  Tranquilos, iremos poco a poco andando el camino.

Los Hospitales cuentan con unas unidades de Neonatología muy bien preparadas, que cuidarán del pequeño en todo lo que necesite, hasta que esté preparado para irse a casa con su familia.

Son numerosos los profesionales sanitarios que os ayudarán y os guiarán sobre los primeros días de vida de vuestro bebé. Lo cuidarán y os enseñarán todo lo necesario para aprender los cuidados especiales que vuestro bebé requiera.

Pero ¿qué hacemos cuando el bebé recibe el alta y llegamos a casa? Ante todo, seguir las pautas marcadas por los profesionales sanitarios. Ellos sabrán guiaros muy bien sobre los primeros cuidados en casa.

También pueden serviros de ayuda algunas guías como ésta: Guía para madres y padres de bebés prematuros tras el alta hospitalaria”:

Una vez en casa, nos daremos el tiempo necesario para estar tranquilos y empezar a establecer nuestras rutinas. La familia entenderá la situación si les explicamos que no es el momento de recibir visitas.

El bebé acudirá a las visitas de revisión y seguimiento estipuladas por los médicos especialistas; y en caso necesario, podrá ser derivado al servicio de Atención Temprana, siendo atendido en un CAIT.

No os preocupéis, solo somos una ayuda más en esta cadena de cuidados, para acompañar a vuestro bebé en su desarrollo y crecimiento.

¡Aquí os esperamos!

Mª Carmen Miras Sampedro (Fisioterapeuta y Coordinadora del CAIT ASPACE JAÉN)